GASTRONOMÍA·SALUD

LACTOSA, EL AZÚCAR DE LA LECHE

Hoy quiero hablaros sobre un tema que me toca muy de cerca, los mitos y verdades sobre la leche sin lactosa.  Mucha gente piensa que los que tenemos intolerancia a la lactosa (el azúcar de la leche) pedimos ese tipo de leche en bares, hoteles y restaurantes por capricho, o simplemente “porque engorda menos”. De hecho cuántas veces cuando pregunto por leche sin lactosa me dicen “no, no tenemos, pero tenemos leche desnatada”… El desconocimiento sobre el tema es tremendo. De todos modos me he hecho fan de las infusiones gracias a esto, vamos, que no descarto hacer una entrada sobre infusiones.

Hay otras alternativas a la leche de origen animal, como las leches de soja., avena, arroz, almendras… todas ellas de origen vegetal, pero la verdad que me gusta la leche de vaca bien sea por costumbre o porque su sabor me pega mejor con el café.

La intolerancia a la lactosa consiste, ni más ni menos, en que nuestro organismo no produce suficiente lactasa, que es la enzima que de manera natural se encarga de neutralizar la lactosa facilitando su absorción. Por tanto, si queremos evitar las digestiones pesadas y todos los efectos secundarios que sufrimos los intolerantes, nosotros tenemos que tomar esa lactasa en pastillas, con el engorro que ello supone, pues no deja de dar la sensación de tratarse de una medicación, que tienes que llevar siempre encima y que no puedes olvidarte de tomar, o sufrirás las consecuencias de manera inmediata. Pero vamos, sugerir que te digan azúcar, sacarina o lactasa jajaja, es demasiado , no estamos aún preparados para eso.

café

Pero lo que mucha gente no sabe es que en realidad, la leche sin lactosa, como tal, no existe., (ohhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!). Se trata en realidad de leche a la que se le ha añadido lactasa para ahorrarle al organismo el trabajo de “destrucción” de la lactosa. Por tanto, nos encontraremos con una lactosa convertida en partes más pequeñas,   glucosa y galactosa, que al final suponen el mismo aporte de azúcares que el de la leche habitual.

Otro apunte, es que una intolerancia no significa tener que renunciar a todos los lácteos, el yogur y el queso a diferencia de la leche sufren un proceso de fermentación que descompone la lactosa, no significa esto que se pueda abusar pero sí nos podemos permitir un yogur sin sufrir.

Intolerantes lactosos, pongamos un yogur en nuestra vida!

 

4 comentarios sobre “LACTOSA, EL AZÚCAR DE LA LECHE

  1. Muy útil la información, yo no creo ser intolerante a la lactosa pero si me comienza a caer pesado algunas cosas que llevan leche y azucar :3 investigaré. Gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s